^

novedades

Comparte!

22 de Octubre de 2014

Bases Nutricionales para una correcta fertilización

VID: como corregir deficiencias y mejorar su performance.

La vid es una planta arbórea, trepadora, de crecimiento ilimitado, por lo que hay que controlarla. Es aquí donde se hace necesaria la técnica de la poda para poder dar forma al viñedo y a la vez favorecer un correcto desarrollo de la vegetación en general y del fruto (las uvas) en particular.
La vid es una planta con un ciclo característico en zonas templadas que se inicia con el desborre a principios de la primavera para concluir con la caída de la hoja en el otoño.

De entre todas las fases de este ciclo la más importante para la calidad de la uva es la maduración.

Además de la poda de invierno o principal, se hacen varias podas a lo largo de todo el año, como por ejemplo la poda en verde primaveral. La poda es una práctica cultural que incide directamente en la obtención de uvas sanas, maduras, y sobre todo: DE CALIDAD.

Otra de las herramientas para tener una buena producción en cantidad y calidad es el correcta nutrición del cultivo, para esto tenemos opciones de realizar fertilizaciones con fertilizantes sólidos al suelo y utilizar fertilizantes foliares.

Para situaciones de déficit nutritivo o para prevenirlos, la opción de realizar fertilizaciones foliares es la más adecuada, ya que me permite ser el complemento ideal al fertilizar en el momento exacto de detectar la deficiencia.

A continuación detallaremos síntomas de deficiencias de los nutrientes que es más probable obtener déficit, siendo recomendadas aplicaciones foliares no solo en situaciones de déficit sino preventivas para evitar la aparición de las mismas.

Fe su déficit se caracteriza por clorosis que se inicia en las zonas apicales de los brotes, decoloración internerval progresiva

Zn su déficit provoca alteraciones en el crecimiento, hojas nuevas más pequeñas, acortamiento de los entrenudos, clorosis internerval, corrimiento del racimo.

B su déficit causa detención de crecimiento, alteraciones de la forma de las hojas terminales, cuaje deficiente de los racimos. En deficiencia grave, necrosis de ápices vegetativos y pequeñas rajaduras en sarmiento.

Mg Los síntomas de deficiencia de Mg se inician con unamarillamiento de las hojas bajeras, que generalmente aparece a mediados de ciclo de crecimiento y progresa hacia arriba a medida que avanza el ciclo. E lamarillamiento aparece primero en los filos de la hojas y se mueve hacia adentro entre las nervaduras primarias y secundarias, sin embargo, el color verde normal permanece en los bordes de las nervaduras. Luego, el área clorótica toma un color amarillo blanquecino, los márgenes de la hojas se queman y en las variedades de fruta coloreada aparece un borde rojizo inmediatamente adentro del borde quemado.

Ca Deficiencia de calcio, se evidencia una partidura de la piel de la baya, La necrosis avanza hacia el centro de la hoja y aparecen puntos café oscuro en la corteza de los brotes.

Durante el desborre y brotación son los mejores momentos para realizar aplicaciones de fertilizantes con NPK, bioestimulantes, Zn y Fe para promover un crecimiento vegetativo vigoroso previniendo los déficit de Z y Fe que ocurren en estas fases del cultivo.
Previo a la floración es el mejor momento para realizar aplicaciones de Boro, ya que mejora el metabolismo del calcio que lo aplico luego de la floración hasta el desarrollo de las bayas inclusive.

Conjuntamente con el calcio se puede realizar una aplicación con Magnesio luego de la floración, para prevenir deficiencias de Magnesio y Calcio.

Teniendo en cuenta los momentos en que aplicamos los fertilizantes foliares, podemos aplicarlos en el momento justo para prevenir déficit, corregirlo, y también para potenciar la producción y calidad de las uvas, maximizando así la producción.
+ info

Comparte!

16 de Octubre de 2014

El cultivo de Sandía

En Uruguay, la demanda de Sandía es cubierta casi en su totalidad por la producción del departamento de Rivera que se comercializa a través del Mercado Modelo. Dicha producción nuclea unos 60 productores que totalizan unas 400 hectáreas, con rendimientos promedio esperados de 30000 kg/ha.
Características generales

La sandía (Citrullus lanatus) es una planta herbácea de ciclo anual, de hábito de crecimiento trepador o rastrero perteneciente a la familia de las Cucurbitáceas. Es originaria de África Central, Sur de África y Sur de Asia; zonas en las cuales se reportó el crecimiento de plantas de manera natural, siendo sembrada en la Región Mediterránea desde hace ya miles de años.

Presenta polinización cruzada y de ella se producen bayas (fruto comercial) redondeadas, oblongas, ovaladas y cilíndricas; de corteza verde lisa o rayada, y con un contenido de pulpa de textura ?carnosa? y gusto dulce que puede variar su color entre amarilla, verde pálida, blanca y anaranjada hasta roja intensa. El peso de dichas bayas en Uruguay oscila entre los 2 y 10 kilogramos.
Posee raíces muy ramificadas que se desarrollan de acuerdo a la textura de los suelos en los cuales se encuentre, pudiendo alcanzar la raíz pivotante principal cerca de 1 metro de profundidad y las raíces secundarias laterales hasta los 2 metros de longitud, configurando un diámetro radicular potencial de hasta 4 metros. La mayor parte de la masa radicular se encuentra distribuida entre los 20 y 40 centímetros de profundidad.

Hasta los 25 a 30 días luego de la germinación presenta tallo erecto, que pasa a ser decumbente o rastrero y puede llegar a alcanzar una longitud de hasta 5 metros de largo; de éste se forman las ramas primarias y sobre éstas, las ramas secundarias.
Las hojas son simples, de contorno triangular, pudiendo ser ligera o profundamente lobuladas, dentadas, pilosas de color verde claro y cubiertas con una capa de células incoloras que les otorgan resistencia a la sequía y las protege de las quemaduras del sol.

El cultivo en Uruguay

El cultivo se realiza mayoritariamente en condiciones extensivas, no protegidas y sin riego, quedando determinado su comportamiento productivo en gran medida por las condiciones ambientales (especialmente exceso o déficit hídrico).
En estas condiciones, el ciclo más frecuente se desarrolla con siembras escalonadas que van de fines de junio a setiembre y cosechas que se ubican entre diciembre y febrero. Una parte de las siembras (las más tempranas) se realiza, cubriendo las primeras etapas de desarrollo del cultivo con un nylon, lo que comúnmente se llama siembra ?tapada?, la cual presenta mayor precocidad y menor potencial de rendimiento. Esta modalidad de cultivo explica las cosechas más tempranas, obtenidas en diciembre.
La variedad de sandía más utilizada en nuestro país es: Mirage, que ocupa el 90 % del área sembrada. Le siguen en orden de importancia Sweet Andina, Arriba F1 y Delta.

Nutrición foliar Wuxal

Luego de presentar un panorama general del cultivo en Uruguay, así como sus principales características como especie, vamos a enfocarnos en lo que a su nutrición (foliar) refiere.
Un aspecto de relevancia en sandía a la hora de hablar de fertilizantes foliares (ver foto abajo con esquema de fertilización), es que generalmente en el ciclo del cultivo se realizan "curas" preventivas cada 10 a 15 días (o luego de la ocurrencia de lluvias) con el fin de controlar enfermedades causadas por hongos. En este sentido mencionamos a la "peste negra" (temprana y tardía) como uno de los principales problemas que podría presentarse en el cultivo. Esta enfermedad es causada por un complejo de hongos del suelo, entre los cuales se encuentra Phytophthora infestans, entre otros.

Ahora bien, ¿por qué son de relevancia las "curas" preventivas desde el punto de vista de la fertilización foliar?
De la mano de la aplicación del fungicida y aumentando la eficiencia económica de las pulverizaciones (ya que se aplican en mezcla con dichos fungicidas), los fertilizantes y bioestimulantes foliares Wuxal, juegan un papel importante tanto en la fase vegetativa como reproductiva del cultivo de Sandía.

* En situaciones en las cuales se realiza el trasplante de plantas en sus primeras etapas, Wuxal Ascofol reduce o elimina el período de estrés generado por dicha práctica.
* Durante la etapa vegetativa, Wuxal Doble mantiene al cultivo con una nutrición balanceada y de calidad en cuanto a macro y micronutrientes.
* Durante la etapa reproductiva, y luego de que el fruto presenta un tamaño de aproximadamente 5 cm, Wuxal Calcio mejora la calidad del fruto así como su resistencia y calidad post-cosecha.

Cabe destacar que Wuxal Ascofol puede ser aplicado durante toda la etapa vegetativa del cultivo, en mezcla con Wuxal Doble, logrando un efecto de sinergia entre ambos productos.
Esta recomendación técnica se adapta muy bien a situaciones en las cuales el cultivo esté pasando por condiciones de estrés que estén afectando el normal funcionamiento de las plantas.

La bibliografía internacional menciona al Magnesio como un micronutriente de relevancia para este cultivo, y aunque un Uruguay aún no se utilice, aplicaciones de este nutriente en la fase vegetativa podrían aumentar y/o proteger el rendimiento potencial esperable.
En cuanto a las enfermedades causadas por hongos, en particular ?peste negra?, el producto Cobrestable (bioestimulante fungicida y bactericida en base a fosfitos y cobre complejo) en aplicaciones en mezcla con el fungicida que se utiliza en las "curas", aportaría un efecto potenciador del fungicida en cuestión, reduciendo la generación de resistencia por parte del hongo al diversificar los modos de acción en contra de éste, además de controlar posibles bacteriosis que pudieran surgir y otorgar una efecto bioestimulante gracias a las concentraciones de nutrientes que posee.


Bibliografía de referencia:

http://www.cadenahortofruticola.org/admin/bibli/418sandia.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Citrullus_lanatus
http://www.todoelcampo.com.uy/situacion_climatica_retraso_cultivo_de_sandias-15?nid=10414
http://www.infoagro.com/frutas/frutas_tradicionales/sandia.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Phytophthora_infestans
Com. Pers. Productores y Distribuidores de agroinsumos de Rivera.
+ info

Comparte!

14 de Octubre de 2014

Maíz: estimulando el desarrollo con Boro y Zinc

El maíz es muy exigente en elementos nutritivos, comparado con otros cultivos, por lo que en un plan de fertilización se debe tomar en cuenta los resultados del análisis químico del suelo y su recomendación, esto garantiza suplir los elementos nutritivos necesarios a la planta y evitar gastos innecesarios.
Durante las últimas décadas, el cultivo de maíz ha presentado un incremento continuo en productividad, como resultado de un conjunto de prácticas de manejo implementadas, junto con el progreso del mejoramiento genético. Este incremento en productividad trae aparejado un aumento de la materia seca total y, en consecuencia, de la acumulación o absorción de nutrientes (Karlen et al., 1987).

Todos los cultivos generalmente requieren un determinado micronutriente cuya exigencia es mayor respecto del resto. En el caso de Maíz, ese micronutriente es el Zinc.

El papel del zinc en la planta se relaciona principalmente a procesos bioquímicos, formando parte de la estructura de las enzimas o como cofactor para ellas.

Entre los papeles que cumple, se pueden nombrar los relacionados a la protección de cloroplastos, fijación de CO2 en la fotosíntesis y síntesis de proteínas. También afecta la síntesis del Triptofano, precursor de auxinas de crecimiento. Otras funciones son de carácter estructural en las membranas y de fecundidad de flores y su cuajado.

Los síntomas más claros de deficiencia son: Plantas enanas o de poco desarrollo, rayas cloróticas paralelas al nervio central, hojas pequeñas, clorosis general, en algunos casos, manchas rojizas.

Dentro de los beneficios destacamos: favorece el desarrollo del cultivo, particularmente en épocas frías y húmedas, mejora la fertilidad y desarrollo de las espigas, asegura una madurez uniforme, mejora el rendimiento y la precocidad.
La carencia de zinc se agrava en suelos orgánicos; muy arenosos o calcáreos, pH mayor de 7 y menor de 5, suelos con alto nivel de fósforo (o con fertilizantes) o que reciban altas fertilizaciones con P, época fría y húmeda.

En suelos arenosos y/o ácidos de regiones húmedas se pueden presentar deficiencias de elementos como el calcio, el magnesio y en menor grado, el azufre. Por otra parte, los mayores problemas de microelementos se relacionan con deficiencias de hierro y zinc en suelos de pH alto.
El Boro es otro micronutreinte importante ya que cumple varias roles dentro de la planta, se destacan: junto con el calcio interviene en la síntesis de la pared celular, junto con el potasio y magnesio completa el trio de ?carriers? de azúcares, es fundamental para el cuaje ya que favorece la formación del tubo polínico.

El déficit de boro provoca que los granos no estén muy llenos y provoca que las mazorcas sean más pequeñas que las de un cultivo con un buen suministro de boro. A su vez las hileras de los granos tienen una disposición irregular .

La incorporación de Zinc así como la de boro puede ser realizada a través de la aplicación del nutriente en el suelo, por vía foliar o en tratamientos de semilla.

El agregado de micronutrientes directamente al suelo, permite aumentar las concentraciones de estos en el suelo, pero no necesariamente van a estar disponibles para que las plantas puedan absorberlos por múltiples factores como pueden ser PH, relaciones con otros nutrientes, porcentaje de arcilla elevado, fertilizaciones altas de otros nutrientes, etc.

Por lo antes dicho es más eficiente la aplicación directamente sobre la semilla y foliar respecto a la aplicación sobre el suelo.
Maisor dispone de un producto específico para el maíz, el producto de Aglukon, Wuxal Semillion, que dispone de zinc y boro para aplicar a la semilla que tempranamente pone a disposición para el cultivo Nitrógeno, Fósforo, Azufre, Boro, Cobre, Hierro, Molibdeno, Manganeso y Zinc, que ayuda el enraizamiento por su alto contenido en fósforo, así como varios micronutrientes desde la germinación del cultivo.

Dentro de las fotos adjuntas, se podrá encontrar no solo un plan de fertilización foliar ?tipo?, sino también los niveles de suficiente de nutrientes según estado de desarrollo para el cultivo de maíz. En caso de detectar una deficiencia de algún micronutriente que generalmente es el Zinc, disponemos en Maisor no solo Zinc y Boro en suspensión, sino una gama de productos foliares amplia de 14 foliares que aseguran la corrección de cualquier déficit detectado por análisis foliar.

Fuente:


http://www.ipni.net/ppiweb/iaarg.nsf/$webindex/05CF8009E74668240325780000738249/$file/14.pdf

http://www.iica.int/Esp/regiones/central/salvador/Documents/Documentos%20PAF/GuiaTecnicaelCultivodelMaiz.pdf

http://sian.inia.gob.ve/repositorio/revistas_tec/FonaiapDivulga/fd65/texto/maiz.htm

http://www.agroconsultasonline.com.ar/ticket.html/FERRARIS%20GUSTAVO%20-%20RESPUESTA%20AL%20ZINC%20EN%20MAIZ%20UTILIZANDO%201.doc?op=d&ticket_id=130&evento_id=265

http://fertilizando.com/articulos/RespuestaMaizFertilizacionComplementaria.pdf

http://www.profertilnutrientes.com.ar/images/archivos/537.pdf

http://curlacavunah.files.wordpress.com/2010/04/requerimientos-nutricionales-y-cc3a1lculo-de-fertilizantes1.pdf

http://www.agroestrategias.com/pdf/Cultivos%20-%20Fertilizacion%20de%20Maiz.pdf


+ info

Comparte!

09 de Octubre de 2014

Lanzamientos

NOVEDADES OCTUBRE: Wuxal P-45 y Wuxal Ascofol CoMo

Desde este mes están disponibles nuevos lanzamientos de nuestra línea de foliares.
Ingrese a la noticia para leer más.
Hoy la línea de fertilizantes Wuxal en Maisor tiene 14 fertilizantes foliares y 4 productos específicos para nutrición directa en la semilla. Hoy estamos presentando las últimas incorporaciones para cada una de esas líneas de trabajo.

Ambos productos son suspensiones e incluye los aditivos que incluyen el resto de las suspensiones que trabajamos; nos referimos a los reguladores de pH, antievaporantes, adherentes, humectantes, surfactantes, agentes quelatizantes, además de que puede aplicarse en combinación con cualquier herbicida, insecticida o fungicida. Por supuesto que también tienen el sello de Aglukon, garantía de calidad comprobada.

Más abajo, se encuentran los links a las fichas técnicas.

Wuxal Ascofol CoMo: es un producto que puede ser aplicado tanto a la semilla como foliar en los primeros momentos del cultivo. Este producto sustituye el Wuxal Extra CoMo 15 que habíamos estado comercializando hasta la zafra pasada de Soja.
Posee los mismos contenidos de Cobalto y Molibdeno (15 y 150 gramos por litro, respectivamente) pero además contiene Ascophyllum nodosum, las algas marinas que el Wuxal Ascofol con su contenido de auxinas, giberelinas así como el mismo efecto bioestimulante.
La dosis de aplicación en semilla de Soja que estamos recomendando es de 100 -110 ml por 100 kilos de semilla; por otra parte, en aplicaciones foliares en los primeros estadíos es de 150 - 200 cc por hectárea.
Es una excelente opción de cara a esta nueva siembra de Soja que se acerca con fuerza, a pesar de los precios internacionales no son los mismos de las zafras anteriores.

Wuxal P-45: para los que ya conocen nuestra línea, tienen la experiencia del Wuxal K-40. El Wuxal K-40 es un fertilizante foliar super concentrado en Potasio (400 gramos por litro), además de otros macronutrientes y varios micronutrientes. Este es una versión similar pero concentrado en Fósforo: 450 gramos por litro y 150 de Nitrógeno. Además contiene 6 micronutrientes, de los cuales 4 son quelatados con EDTA (Zinc, Manganeso, Hierro y Cobre), La concentración de Zinc también es importante, con 15 gramos por litro.
Se recomienda la aplicación para deficiencias marcadas de este macronutriente, e insistimos que la formulación de los Wuxales tiene todos los elementos (de la suspensión) mencionados arriba que aseguran que invierte en un producto con alto nivel de nutrientes y que ingresan en la planta de forma efectiva.
Recomendado para Soja, Trigo, Maíz, Arroz, Colza, Pastura, Frutales y cultivos hortícolas.
+ info
ver + publicaciones

Productos internacionales de alta gama

somos distribuidores oficiales para Uruguay de:

Enterate de todas las novedades!
Siguenos en twitter!


CONTACTO
Casa central:
Teléfonos / Fax:
Base celular:
Depósito:

Correo:
Magallanes 1910 - C.P. 11800
+598 2 924 5321 / 5563
+598 99 624 306
Bacigalupi 2061
+598 99 101 339
maisor@maisor.com.uy
LINKED IN

Únete a nosotros

FACEBOOK

Novedades de Maisor en Facebook